LA VIDA EN NUESTROS DESTACAMENTOS SAHARIANOS

Este es un foro de muestra que contiene un mensaje de bienvenida e instrucciones importantes sobre el uso de tu nuevo foro.

LA VIDA EN NUESTROS DESTACAMENTOS SAHARIANOS

Notapor radiotelegrafista » Jue May 20, 2010 11:06 pm

Tema rescatado

LA VIDA EN NUESTROS DESTACAMENTOS SAHARIANOS
Autor: radiotelegrafista » 2008 12 13, 11:52
ESTACIÓN RADIOTELEGRÁFICA E.G.L.

Desembarcar en Cabo Juby en 1.948 era tarea laboriosa y llena de peligros. Por carecer de muelle quedaba el barco anclado a bastante distancia de la playa, y el desembarco, tanto del pasaje como de las mercancías, se efectuaba por medio de lanchas arrastradas por falúas. La cosa se complicaba todavía más por el hecho de tener que salvar la barra en un mar casi siempre agitado; por consiguiente, resultaba un verdadero espectáculo observar la pericia con la que el mecánico de la falúa situaba ésta a lomos de una ola, largaba cabo colocando la lancha a caballo de la siguiente, regulaba la velocidad de la pequeña embarcación a la de las olas y navegaba de esta guisa hasta cuando se lo permitía la profundidad del mar en las orillas de la playa.

Unos saharuis con el agua hasta el pecho, sirviéndose de una silla colocada en unas angarillas, se hacían cargo del pasaje y en esta especie de andas lo transportaban con toda solemnidad hasta la playa.

El recibimiento del que me hizo objeto el personal de nuestro Destacamento me dejó asombrado. Algún tiempo después quedaría aclarado, dándome exacta cuenta del gran acontecimiento que suponía la llegada de alguien procedente de la Península a aquellos desolados parajes, en los que se carecía de luz eléctrica, agua, cines, cafés, teatros, mujeres…

La estación E.G.L.en aquel destacamento (años 40) estuvo constituída en origen en un emisor de ondas amortiguadas que era todo un poema. La fuente de energía era suministrada por un alternador acoplado por correa a un motor “Vellino” de gasolina de un cilindro vertical y 7 caballos de potencia.

Un receptor de galena no menos poético que el emisor formaba la totalidad del equipo. A mi llegada estos elementos ya habían sido ampliados con un emisor Telefunken de C.W. de 500 watios de potencia, para cuyo encendido de filamentos se había instalado en la sala de máquinas su correspondiente conmutatriz. Al mismo tiempo que este emisor se instaló un receptor tipo “Standard” con una válvula de tres electrodos actuando como osciladora y dos del mismo tipo amplificando por transformador, en baja frecuencia.

La descripción de cada uno de estos elementos sería un cúmulo de añoranzas para el personal viejo y un “rollo” insulso para las jóvenes generaciones. No obstante, no resisto la tentación de mencionar ciertos aspectos que sirvan para resaltar la enorme diferencia existente entre aquel material de radio y el que se utiliza en la actualidad.

El emisor de ondas amortiguadas era el verdadero caballo de batalla y unos de sus elementos lo constituía el famoso “chispero” que nada tiene que ver con los que popularizó el pintor Goya. Estaba formado por una serie de arandelas de cobre separadas por discos de cristal y, al saltar el arco eléctrico entre dichas arandelas se producía un requemado de las mismas que había necesidad de lijar con bastante frecuencia, operación que la llamábamos “cortarle las uñas a los electrones”.

Otro elemento que merece la pena mencionar era el mastodóntico manipulador, que hubiera hecho las delicias de cualquier chatarrero de estos últimos años por la cantidad de metal que contenía y por el enorme tamaño de los contactos de platino, los cuales también había que lijar periódicamente.

El receptor de galena sólo se usaba en casos de emergencia y, cuando esto sucedía se movilizaba no solamente la totalidad de los ordenanzas del Destacamento, sino también a varios individuos de la guardia y, entre todos formábamos un círculo alrededor de la estación con la consigna de que nadie cantara, silbara o produjera ruídos que dificultasen la recepción.

Llegada la hora de establecer un enlace con la corresponsal, se pedía a ésta que emitiera letras “uves” como para parar un tren durante dos o tres minutos seguidos, mientras el operador manipulaba en la galena buscando el punto más sensible. Cuando el QRS (recepción) no era ni mucho menos, de 5/5,, se daba invitación a transmitir por series de tres o cuatro telegramas. Sucedía con frecuencia que al efectuar el cambio y pedir el QSL (enterado) se encontraba con la sorpresa de no haberse recibido ningún telegrama completo, e inmediatamente se pedia la repetición desde tal palabra hasta tal otra del telegrama número tal. Etc, etc…Como ven ustedes una verdadera delicia que pasó a mejor vida cuando ya fue posible utilizar el sistema dúplex o semiduplex.

Con el tiempo fue mejorando el material de la Estación de Cabo Juby, a medida que evolucionaba la técnica de la radio. En cierta ocasión nos remitieron un receptor Telefunken “de cuyo tipo no quiero acordarme”, que consistía en un mueble pequeñito en forma de pupitre, en cuya parte superior se formaba una especie de emparedado con las bobinas de acoplamiento en forma de galletas a derecha e izquierda, y en medio de las mismas una pequeña válvula de tres electrodos actuando como osciladora. En la parte inclinada del pupitre asomaba el mando del condensador que, con las bobinas ya citadas, formaban el circuito oscilante. Ahora bien, dichas bobinas eran de acoplo variable, que había de efectuarse a mano, en una rotación de 0 a 90º, y los chillidos que se producían cuando se acercaba la mano para variar el acoplo se oían a mayor distancia que la emisora de chispa.

Andando el tiempo se montó en E.G.L. uno de los primeros radiogoniómetros de España, con lo cual la Estación adquirió una categoría de primera fila y el servicio, no solamente se prestaba a los aviones con mayor comodidad por parte de los operadores de radio, sino, como es lógico, con una mayor eficacia.

José BARRACHINA MARTÍNDe las “Memorias de un radiotelegrafista camino de sesentón” (1.963)
_________________
"A la lealtad y al valor"
Lema del Regimiento de Transmisiones"
Avatar de Usuario
radiotelegrafista
 
Mensajes: 47
Registrado: Lun May 17, 2010 2:39 pm
Ubicación: Madrid

Volver A Tu primer hilo

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados

cron